BUBULUBU – Tanit A. Martinez

Descarga PDF del relato


Recibes su mensaje y un ataque de risa se apodera de tu cuerpo. Te retuerces en la cama arrugando la sabanas, ahogando una carcajada con la palma para no despertar a la chica que vive en el departamento de al lado. «Dime que no, que estoy loco», dice su mensaje. Respiras intentando serenarte y con una sonrisa de oreja a oreja terminas pensando en esa otra ocasión en que por azares del destino también aceptaste su invitación a pasar una tarde retozando en la cama.

No lo recuerdas como si hubiera sido ayer, no fue una situación que se marcara a fuego sobre tu memoria. Qué va, tampoco suspiraste de placer al tenerlo entre las piernas e intentando entrar, pero te reíste y él contigo. Porque fueron torpes, porque ninguno sabía lo que estaba haciendo, porque no se conocían como decían hacerlo, ¡y porque no entraba! Chingao’, y no era por falta de ganas.

Por eso lo recuerdas, estás segura que  «¡No me cabe!» ha de ser la frase más célebre que has dicho nunca mientras intentas hacer una mamada. Su sonrojo y cara de pena, sí que se te grabaron, la ternura de su  instante de inseguridad pudo contigo. La carcajada limpia se te escapó después del «Lo tomaré como un cumplido» que se le salió bajito, mientras se atragantaba con la pena y las ganas. Regresas al presente con un nuevo mensaje. «Te pago el uber» brilla en la pantalla. Aceptas.

Porque sabes que coger no siempre va de placer desbordante, gritos contra la almohada o piruetas que terminan con una costilla rota, como te pasó en otra ocasión con tu ex. A veces coger también puede ir de sonreír con incomodidad ante medias caricias, de relajarse entre risas tontas, movimientos abruptos que terminan en golpes y disculpas por tener un pene enorme entre sorbos de chela fría.

Coger puede ir de compartir un bubulubu congelado una tarde caliente, de sentir como tira de tus piernas para acercarte a él, de reírse cuando chocan sus narices al besarse mal. Coger puede ir de dejarse llevar torpemente y compartir un momento. Y esos momentos a veces vale la pena volverlos a repetir.

14 commentarios

  1. Alex Nott dice:

    Cotidiano, relajado, digerible y bien escrito, un relato con un tono muy agradable para recordarnos de que va disfrutar.

  2. Montserrat dice:

    Que buen relato, me perdí en las líneas y me quedé queriendo leerte más. Nada alejado de lo que puede ser el erotismo alejado de lo que todos quieren.

  3. Ceci dice:

    Tanit dice en cinco párrafos algo súper real: coger también puede ir de compartir un bubulubu congelado y es algo que debería gritarse un poco más seguido. Me hizo soltar un par de risitas de complicidad.
    Y su manera de usar la segunda persona es, como siempre, MAGISTRAL.

    Me encantó el relato 🙂

  4. Me ha gustado mucho la narrativa. Te evoca varias sonrisas y la forma del relato hace que se sienta todo casual y divertido, natural. Es de esas cosas que al leer logran identificarte.

    Muy bueno

  5. Nea Poulain dice:

    Pos ya sabes que opino que te quedo chido pero por si acaso vuelvo a decirte que te quedó chido

  6. Mayra dice:

    Me gusta que en un relato corto puedes expresar mucho, reflejando la realidad.

  7. Luna dice:

    ¿Pero esta eres tú? Me sacaste varias risas y me pude identificar con una que otra situación que viví en mi adolescencia. Me gustó mucho mucho, soy fan de lo corto y conciso y tú siempre me alimentas bien.

  8. Raquel dice:

    Me encantó lo casual y fresco de la historia. A veces es mucho más erótico compartir un bubulubu y el tener la confianza como para experimentar de esa manera el sexo. Me pareció muy lindo <3

  9. Carly dice:

    ¡Buenaaaaaas!

    A cada relato me haces enamorarme más de la segunda persona, de la forma en la que tú la escribes. Es que me lleno de amor y admiración. Por otra parte: ¡no hay angst! Yo me venía preparada para eso, pero al final lo que conseguí fuero muchas risas. 😂

    Me encantó.

    Tengo que averiguar qué es el bubulubu y por qué sirve pa la calor. Todo lo que sirva pa la calor es: bienvenido.

    Besoooos.

  10. Johanna dice:

    Excelente escrito 🤩💕

  11. Jackie cisneros dice:

    Que buen relato quiero leer mas y mas me encanto

  12. Wendy dice:

    Me pareció increíble la manera de redactarlo, breve y bastante claro en el mensaje. Lindo

  13. Rocio dice:

    Me parece una historia tan real. Me gustó mucho como expresa lo que es la verdadera intimidad entre las parejas. Sobre la complicidad que existe entre dos, con cosas tan simples como una mirada, compartir una golosina. No solo es sexo.

  14. Myriam dice:

    Tía, me ha gustado muchísimo. Es muy tierno (y muy necesario, también). Además de que no puedo estar más de acuerdo con el mensaje. Lo de las piruetas y el pene gigante me han matado de risa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ménades Editorial te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ménades Editorial, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Ménades Editorial) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en editorialmenades@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.