La revolución es femenina y nunca ha sido televisada

Reseña

El pasado martes, 25 de mayo, se celebraba el Día de África. En el marco de esta celebración nos reunimos ayer en el Espacio Joven Zona Norte de Valladolid para presentar el libro Afrofeminismo de Abuy Nfubea. Entre el Museo de Arte Africano de Valladolid y Ménades organizamos un encuentro que comenzó pasadas las seis de la tarde y se demoró en la tarde hasta que no pudimos seguir más, no por falta de conversación, sino por tiempo.

Rompiendo con los formatos habituales, nos sentamos formando un círculo, como si de una asamblea se tratara. Un guiño no buscado a toda la configuración del asociacionismo que se visibiliza en el libro y del que han salido grandes revoluciones. Tal vez aquí se encendió la chispa de alguna de las participantes para iniciar un cambio.

Por qué este libro fue el primer tema que se abordó. Para Abuy Nfubea era necesaria establecer una genealogía del movimiento negro en España, así como explicar algunas cosas del pasado que han quedado en un limbo y que deben conocerse para continuar de manera coherente con la lucha feminista actual, pero sobre todo explicó que «tenía una deuda con mi propia familia«.

En Afrofeminismo se recoge el testimonio de más de 30 mujeres negras que han formado parte y han promovido grandes luchas feministas y que han sido lideresas de esa lucha. Sin embargo, la mayoría de las mujeres que salen en este libro no son «grandes nombres» reconocidos por la masa. La mayoría son mujeres anónimas que, como explicaba Nfubea, «desde la base han estado jugando y creando pasos que han llevado a grandes cambios». Es importante recuperar las grandes voces y figuras del pasado.

Hablando del pasado llegamos al «origen», si es que hay un origen, de la presencia de negros en España. Recorrimos la historia desde el principio de los tiempos viendo que negros y blancos llevan años y años y años conviviendo en nuestro territorio, y que es el imaginario que se construye a partir de la muerte de Franco, el que nos ha inculcado esa visión de «España es blanca». Como explicaba el autor ayer «a medida que España quiere parecerse a Europa tiene que esconder a los negros«, y en esto entra en juego la labor de los medios, de la que también se habló ayer.

Del pasado pasamos a hablar del futuro y del presente. Una de las participantes a la presentación apuntó que hay una sesación de estancamiento que parece tener parado el movimiento, pero como en cualquier movimiento los cambios son lentos, requieren trabajo y sobre todo requieren conocimiento sobre el proceso que lo precede. «Si no conoces el pasado no puedes hablar del presente«, comentó Abuy Nfubea.

Este conocimiento del pasado pasa también por un reconocimiento del mismo y sobre todo por una recuperación y una visibilización. Los movimientos feministas, las mujeres que han roto moldes y han reivindicado una igualdad, un feminismo, aunque no se denominara así, han existido siempre, pero no siempre ha interesado su visibilización. La revolución es feminina y nunca ha sido televisada.

Autora: Marina


Comprar libro


Instagram


Twitter


Facebook


Youtube

Últimas entradas:

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00