“Ratas en el alféizar”, de Blanca Berjano

Blanca Berjano expresa en el poemario Ratas en el alféizar el proceso de ruptura de una mujer con su rol establecido; las ratas que acechan en el alféizar (el cuerpo y la mente femeninos) evocan el miedo a romper con la normatividad de género y con el modo de sentir el amor, el desamor y el deseo, así como el miedo a descubrir ese algo desconocido, que puede llevar al abismo o a la libertad. Para ello se subvierten las raíces culturales de la autora, reviviendo el mundo grecorromano y el simbolismo del flamenco.

La belleza que evocan los poemas no se queda en un mero formalismo o repetición de las estructuras estéticas clásicas, sino que transciende el canón para adentrarse en un nuevo nivel de realidad desposeído de la normatividad social y cultural.

Blanca Berjano (Madrid, 1987) es escritora y viajera, con licenciatura y máster en Filología Clásica y en Enseñanza del Español. Actualmente reside en una isla al norte de Madagascar, donde ha terminado su primer poemario, Ratas en el alféizar. Ha ganado algunos premios y becas en filología, y ha colaborado como redactora en el periódico digital Diagonal, en la revista Mosaico, y en las revistas feministas Pikara Magazine y Mujeres en Lucha.

No, las mujeres no pueden ir solas al jardín botánico.

A las tres de la tarde en el jardín te esperan los hombres, Blanca.

Ni los perros cancerberos te defenderán, Blanca,

ni las madres–cobra morderán sus cuellos con ponzoñoso

veneno.

 

Las perras anuncian tu llegada por el megáfono, se expanden

sus ladridos en un eco mezclándose con el adhan; los jardines

se inundan con los bellos ululatos de las mezquitas y por un

momento no se perciben las bocinas de los coches.

 

Es muy fácil hablar de la paz, hermano, tú que eres hombre,

tú quieres enseñarme a mí un mensaje de paz, tú que me

observas fijamente desde la lejanía como si mi imagen te

perteneciera, tú que me persigues por este bello jardín

lleno de flores y de mosquitos y de miradas de bebés–mono

comiendo piña.

 

Los cuervos arrancarán los ojos de los cadáveres de las

lechuzas, mientras tú, hombre que rezas por la paz entre

hermanos, me perseguirás escondiéndote entre los arbustos

del jardín de Lal-bagh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ménades Editorial te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ménades Editorial, S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos (nombre y correo electrónico) es únicamente gestionar los comentarios que realices en este blog y jamás serán compartidos con terceros (salvo requerimiento legal). Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos de que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Factoría Digital (proveedor de hosting de Ménades Editorial) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Factoría Digital. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en editorialmenades@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.